Carta del 7º Congreso Internacional Constitucionalismo y Democracia:

El nuevo Constitucionalismo Latino americano

- Armonía con la Naturaleza y Bien Vivir

CARTA DE FORTALEZA
Manifesto Pachamama

Fortaleza, 29 de noviembre de 2017

 

 

La ruptura de la Armonía con la Naturaleza nos revela la necesidad de recrear la forma de relacionarnos y de solucionar nuestros conflictos, de proponer nuevos modelos económicos y de modificar nuestros hábitos de producción y de consumo. Esto impone la re creación del Derecho, como lo apunta el Constitucionalismo Andino transformador. El escenario de emergencia global nos lleva a comprender que la Armonía es esencial para la Vida. El rescate de la comprensión de la interdependencia entre todos los seres, y de estos con los ciclos naturales, pide que realicemos con urgencia una alianza entre los saberes, en favor de la Vida y por el reconocimiento, en los ámbitos internacionales, regionales, nacionales y locales, de los derechos de la Madre Tierra y del principio de Armonía.

 

Al reconocer que somos una comunidad de seres recíprocamente complementares a la Madre Tierra, dejamos de lado la separatividad, y abrigamos a toda la Vida bajo el principio del derecho a vivir en Armonía. Los derechos de la Naturaleza y los derechos humanos, son aspectos complementares del Buen Vivir una misma solución al actual dilema de la humanidad. El Buen Vivir presenta posibilidades de un mayor alcance de realización plena de esos derechos, en las dimensiones ecológicas, sociales, económicas y espirituales. Defender los derechos humanos es defender los derechos de la Madre Tierra. Defender los derechos de la Madre Tierra es defender los derechos humanos.

 

Considerando la meta 12.8 de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas de garantizar a las personas, en todos los lugares, información relevante y concientización para el desarrollo sustentable y estilos de vida en Armonía con la Naturaleza, y las convergencias entre la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra, de Cochabamba, de 2010 (http://www.rightsofmotherearth.com/images2015/declarations%20pdf/declaration-sp.pdf) y el Manifiesto de Oslo, de 2016 (Oslo Manifesto for Ecological Law and Governance (https://www.elga.world/oslo-manifesto/),  suscribimos estos documentos en lo que se refiere a los derechos de la Madre Tierra y al principio de Armonía con la Naturaleza.

 

Consideramos un deber de la humanidad, de los Estados y sociedad civil, de todos los pueblos y de todas las personas, asumir con urgencia y diligencia el papel de cuidadores y cuidadoras de la Vida y promover inmediatamente los principios éticos y jurídicos de la Armonía con la Naturaleza y el reconocimientos de los Derechos de Pachamama.

 

Somos un solo organismo vivo. Somos la Madre Tierra: Pachamama. Creemos que estamos separados, pero, todo lo que existe nasce del mismo vientre. Aguas, pájaros, flores, personas, montes, son expresiones complementares de un ser vivo, colectivo y cíclico. Los procesos culturales que contribuyeron a la pérdida de esta conciencia llevaron a la humanidad a situarse jerárquicamente, colocándose por encima de Pachamama.

 

 A causa de esta desconexión con la Madre Tierra, llegamos a una situación insostenible. Paisajes naturales se tornaron irreconocibles, las semillas son modificadas, áreas cultivables están estériles, la soledad y depresión asolan a las personas, desigualdades sociales y regionales se acentúan, guerras son deflagradas, los polos están derritiendo, la vida salvaje está desapareciendo, pueblos son diezmados, mientras el flagelo de los emigrantes se acentúa, y la propia existencia humana se encuentra amenazada. Es necesario detenernos, reflexionar, buscar y crear convergencias sanadoras de estos desequilibrios.

 

 

 

Quiero apoyar / sumarme a/ ese manifesto!

Acompanhe

  • YouTube Basic Black
  • Facebook Basic Black